Procesos

Con el rotomoldeo se tiene una amplia gama de posibilidades al moldear la resina sin presión y con la temperatura necesaria para fundirla sin degradarla, lo cual es valioso para obtener un componente sólido, versátil y resistente que conserve óptimamente sus propiedades.

Mediante procesos de excelencia y calidad garantizada las partículas plásticas se funden alrededor de las paredes calientes del molde durante el movimiento rotacional y biaxial, esa es la esencia de este tratamiento.